PERÚ, DÍA 8: CONOCIENDO LA CULTURA INCA

Más de 3000 años de antigüedad respaldan a Cuzco para ser considerada como la ciudad vigente más antigua de América. Las opiniones difieren en cuanto a los primeros pobladores de la ciudad. Algunos afirman que fue el pueblo de Marcavalle, o las tribus de Sawasiras, Antasayas y Wallas, las que antiguamente poblaban el valle. Otros se basan en la mitología inca, que confiere a Manko Qhapaq y Pachakuteq la fundación de la ciudad. No hay certeza para ninguna de las dos posturas; lo que sí existe es una gran cantidad de muestras pre-cerámicas que respaldan el título de antigüedad asignado a la ciudad. El inicio de la civilización inca se dio en el año 1200 d.c. y su fase expansiva en el 1400 d.c.

CUZCO DESDE LAS ALTURAS

CUZCO DESDE LAS ALTURAS

Lo que sigue es una historia conocida, el 15 de noviembre de 1533, llegaron los españoles y con ellos la caída del imperio, y una abrupta irrupción cultural que trasladó la capital hacia Lima.

Pero los espíritus de lucha no viajaron a la nueva capital, todo lo contrario, permanecieron en Cuzco. Uno de las principales expresiones de este espíritu, fue el levantamiento de Manko Inka, que duró desde 1536 hasta 1572, fecha en que fue derrotado y ejecutado el último integrante de la dinastía inca, Tupac Amaru I.

Pero no podemos olvidar al más grande precursor de la independencia peruana, Tupac Amaru II o José Gabriel Tupac Amaru Inga quien, en el 1780, inició una nueva rebelión que marcó indiscutiblemente el precedente más significativo en contra del régimen español en América. Lamentablemente, una traición fue causa de su derrota y de su ejecución junto a su familia, en la Plaza Mayor de la misma ciudad que lo vio nacer.

La UNESCO, le otorgó en 1983, el título de “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

INCA PACHACUTEC

INCA PACHACUTEC

Los Incas fueron los dirigentes del imperio americano más grande. Cerca del fin del siglo XIV, el imperio comenzó a extenderse de su región inicial en la región de Cuzco hasta la región sur de las montañas Andinas de América del Sur. Esta terminó brutalmente con la invasión española dirigida por Francisco Pizarro, en 1532.

En el momento de su rendición, el imperio controlaba una población estimada en 12 millones de habitantes, lo cual representaría hoy Perú, Ecuador y también una gran parte de Chile, Bolivia y Argentina.

Los Incas llamaban a su territorio Tawantinsuyu, lo que en Quechua, el idioma inca, significa Las Cuatro Partes. Un territorio de diversos terrenos y climas muy marcados, que comprendía una larga banda desértica en la costa, entrecortada por ricos valles irrigados; las altas cumbres y los profundos valles fértiles de los Andes; y las cumbres montañosas de la selva tropical al Este. La palabra Inca designa al propio dirigente, así como al pueblo del valle de Cuzco, la capital del imperio. A veces es usado para designar a todos los pueblos incluidos en el Tawantinsuyu, pero esto no es correcto. La mayoría de las decenas de reinos pequeños mantenían su identidad, aún cuando estaban ligados política y económicamente a los Incas. El Quechua fue el idioma oficial y hablado en la mayoría de las comunidades hasta la llegada de los Españoles, pero al menos 20 dialectos locales subsistieron en varias partes del imperio.

VENTANA INCA EN EL CORICANCHA DE CUZCO

VENTANA INCA EN EL CORICANCHA DE CUZCO

Los Incas desarrollaron un estilo altamente funcional de arquitectura pública que se distinguió principalmente por sus técnicas avanzadas de ingeniería y de trabajo fino de la piedra. El plano de sus ciudades estaba basado en un sistema de avenidas principales atravesadas por calles más pequeñas que convergían en una plaza abierta rodeada de edificios municipales y templos. Las estructuras eran de un solo piso, con un perfecto ensamblado de piedras talladas; también se usaban ladrillos de adobe y paja en las regiones costeras. Para la construcción de grandes monumentos tales como la gran fortaleza de Sacsayhuamán cerca de Cuzco, unos bloques masivos poligonales fueron ensamblados entre sí con una extraordinaria precisión. En las regiones montañosas, como la espectacular ciudadela andina ubicada en el Machu Picchu, la arquitectura inca refleja a menudo algunas adaptaciones ingeniosas del relieve natural.

MOMIA NAZCA EN EL MUSEO DEL CORICANCHA, CUZCO

MOMIA NAZCA EN EL MUSEO DEL CORICANCHA, CUZCO

La religión del estado estaba basada en la adoración del Sol. Los emperadores Incas eran considerados como descendientes del Dios Sol y eran adorados como divinidades. El oro, símbolo del Dios Sol, era muy explotado para el uso de los dirigentes y miembros de la élite, no como moneda de intercambio, sino principalmente con objetivos decorativos y rituales. La religión dominaba toda la estructura política. Desde el Templo del Sol en el centro de Cuzco, se podían trazar líneas imaginarias en dirección de los lugares de culto de las diferentes clases sociales de la ciudad.

Las prácticas religiosas consistían en consultas de oráculos, sacrificios como ofrenda, transes religiosos y confesiones públicas. El ciclo anual de fiestas religiosas estaba regulado por el calendario inca, extremadamente preciso, así como el año agrícola. Debido a este aspecto entre otros, la cultura inca se parecía mucho a algunas culturas de la mezo-América tal como los Aztecas y los Mayas.

DESFILE EN LA PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

DESFILE EN LA PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

Nos despertamos sobre las 9:30 horas, sin casi dormir, pues habíamos dormido bastante en el autobús. Tras la ducha y buscamos a ver donde podían estar los dueños. Como no encontramos a nadie, a las 11:00 horas nos marchamos a desayunar pues teníamos hambre. Salimos a la avenida Sol y de allí hacia la plaza de armas. Empezamos a ver policías y gente vestida como si fuera a haber un desfile. Preguntamos en un bar cuanto nos cobraban por desayunar y era muy caro, así que mientras unos preguntaban en un sitio yo me fui a la Plaza de Armas a mirar también.

DESAYUNANDO EN EL CAFÉ CAPUCHINO EN CUZCO

DESAYUNANDO EN EL CAFÉ CAPUCHINO EN CUZCO

Estuve haciendo fotos a diferentes personas a la vez que mirando sitios para desayunar. Pregunte en el café Capuchino y me dijo el camarero que 5 soles por persona el desayuno continental. Así que fui a buscar al resto y volvimos. Una pasada el estar desayunando en un balcón de la Plaza de Armas de Cuzco viendo mientras tanto el desfile. Este se hace todos los domingos y es el izamiento de la bandera. Después de desayunar nos separamos y fuimos preguntando en unas cuantas agencias por el tour del valle sagrado (Colca) y Machupichu.

PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

En el primer sitio que preguntamos nos dio buen precio, pero era haciendo una noche y saliendo al día siguiente, es decir el lunes. En otra nos dijeron que era mejor salir el martes porque los lunes no hay mercado en Pisac y además era más barato hacer dos noches. Al final encontramos una agencia que nos ponía todo por 100 dólares por persona cuando ninguna había bajado de los 115 dólares. Estábamos un poco hartos de mirar agencias, así que nos fuimos ir a ver la catedral, pero costaba 16 soles por persona y no entraba en el boleto turístico.

IGLESIA DE LA COMPAÑIA, CUZCO

IGLESIA DE LA COMPAÑIA, CUZCO

Decidimos no entrar e ir a ver la iglesia de la Compañía que era gratuita.

Por fuera es más bonita aunque más pequeña.

Sus cimientos se construyeron sobre el palacio de Huayna Capac, el último Inca que reinó en un imperio sin divisiones.

La iglesia fue construida por los Jesuitas en 1571 y reconstruida tras el terremoto de 1650.

Los Jesuitas querían que fuera una iglesia impresionante, pero primero el obispo de Cuzco y más tarde el Papa Pablo II se opusieron, aunque para entonces estaba prácticamente acabada, con una fachada barroca que la convierte en una de las iglesias más decoradas.

PIEDRA DE LOS 12 ÁNGULOS EN CUZCO

PIEDRA DE LOS 12 ÁNGULOS EN CUZCO

De aquí nos fuimos dando un paseo por diferentes calles como Loreto con muros incas a ambos lados, el barrio de San Blas, la calle Hatunrumiyoc, donde está la famosa piedra de los 12 ángulos. Esta piedra forma parte de un muro del palacio del sexto Inca, Inca Roca. Aquí un niño nos estuvo contando toda la historia y claro está, le dimos la propina. Seguimos caminando hacia la parte alta de la ciudad, hasta dar la vuelta y regresar a la Plaza de Armas.

ÓSCAR, BEATRIZ Y JORGE EN LA PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

ÓSCAR, BEATRIZ Y JORGE EN LA PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

Volvimos a la primera agencia pero estaba cerrada, así que nos fuimos a buscar el restaurante El Molino, que nos recomendó el argentino, para comer. El menú 7 soles, y sirven una pasta riquísima. El servicio fue súper lento, pero por lo demás muy bien, un primero, un segundo y un jugo. Al terminar fuimos otra vez a la primera agencia pero no nos dio mejor precio, además nos decía igual que en algún otro lado, que el coste real eran 110 dólares y ellos tenían que ganar algo también.

CALLE LORETO, CUZCO

CALLE LORETO, CUZCO

Después fuimos a la agencia de los 100 dólares y no estaba la persona con la que habíamos hablado por la mañana. Otra persona de la agencia nos dijo que ya estaba todo lleno, claro está, se había equivocado en darnos el precio y fue la disculpa.

Lo siguiente fue buscar un ciber para intentar hablar con Doris, pero al ser domingo no estaba conectada. La llame por teléfono pero saltaba el contestador, el que si estaba conectado era Raúl y nos dijo que porque no habíamos hablado con la Señorita Pilar (la hija de los dueños de la casa donde estábamos alojados) y le explicamos que no los habíamos visto. Nos dio un número de teléfono y la dirección de la agencia. Nos fuimos a la agencia que estaba al lado de la plaza de armas pero estaba cerrada, llamamos por teléfono y saltaba el contestador.

PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

PLAZA DE ARMAS DE CUZCO

Al final fuimos a una agencia que había mirado Óscar también situada en la plaza de armas. Me fui a cambiar dinero y al hacer el cambio me equivoque y salimos perdiendo unos soles, más tarde Beatriz me dio unas lecciones de economía. El cambio lo hice a 3,31 soles. Al volver a la agencia les dijimos que pagábamos la mitad y el resto el día que salíamos después de que nos dieran los billetes y tickets de todo.

UNA CALLE DE CUZCO

UNA CALLE DE CUZCO

Volvimos a la Agencia de Pilar, esta vez sí que estaba abierta pero Pilar no estaba. Nos dijo su hijo que estaba en casa, justo al lado del hostal. Hacia allí fuimos, llamamos al timbre y se asomó a la ventana Jesús, que era el padre de Pilar y bajo junto a Pilar a saludarnos y nos preguntaron donde habíamos estado y que habían estado preocupados por nosotros. Les dijimos que no sabíamos que la casa de al lado era donde vivían. La madre de Pilar había estado esperándonos con el desayuno preparado en la mesa.

ESTANQUERA EN UNA ESQUINA DE CUZCO

ESTANQUERA EN UNA ESQUINA DE CUZCO

Estuvimos hablando con Pilar de diferentes opciones para ver cosas y nos aconsejo ver las 4 ruinas incas de los alrededores de Cuzco en un paseo a caballo.

También nos dijo que la catedral entre las 6:00 y las 10:00 horas de la mañana esta abierta al culto y es gratis. Así que quedamos con ella a las 9:00 horas de la mañana del día siguiente en su agencia.

Antes iríamos a ver la catedral.

CORICANCHA ILUMINADO POR LA NOCHE

CORICANCHA ILUMINADO POR LA NOCHE

Eran las 18:00 horas, así que nos fuimos al espectáculo de danzas y folclore que empezaba a las 19:00 horas, y es enfrente del Coricancha (Templo del Sol). Al llegar nos dijeron que allí no vendían el boleto turístico, así que nos marchamos un poco más abajo de la avenida Sol al mercadillo de artesanía. Óscar compró unas manoplas desmontables por 4 soles y Marina una careta por 8 soles.

ÓSCAR, MARINA Y BEATRIZ EN UNA CALLE DE CUZCO

ÓSCAR, MARINA Y BEATRIZ EN UNA CALLE DE CUZCO

Volvimos a la plaza de armas para tomar algo. Entramos en el restaurante El Molino para beber unos jugos. Por el camino hasta aquí fuimos preguntando en varios sitios a como nos hacían el cambio euros-soles, hasta dar con uno que nos daba a 4,10 soles. Marina tomó jugo de piña, Beatriz una limonada y Óscar y Yo jugo de manzana, jugos 3 soles, limonada 2 soles.

Para cenar, Beatriz y Óscar que no tenían mucho hambre se compraron algo de fruta y Marina y Yo nos comimos unas hamburguesas vegetales por 3,5 soles cada una. Nos volvimos al hostel a descansar, que el día ha sido largo. Yo me quedo un rato escribiendo el diario.

Besos y abrazos según corresponda.

Print Friendly, PDF & Email
Por | 2015-04-20T16:29:46+00:00 7 mayo, 2006|PERU 2006|Sin comentarios

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.