IRLANDA, DÍA 7: CORK

Hoy la idea es ir a visitar Cork. Pero antes iremos a Blarney a probar el Irish Breakfast (típico desayuno irlandés). Frank y Silvia nos recomiendan un pub y a él vamos. Al entrar vemos que está a tope de gente y no hay mesas libres, pero el camarero nos hace un hueco al fondo, en una mesa alta. Nos trae la carta, donde vienen desayunos de todo tipo, pero como lo que tenemos ganas de probar es el irlandés no miramos mucho y pedimos dos. Nos traen primero unos zumos de naranja, después para Beatriz Café con leche y para mi te con leche. Al cabo de un rato aparece el camarero con dos pedazo de bandejas que nos quedamos………….pero todo esto es para nosotros?………….cada bandeja constaba de un huevo frito, 3 salchichas, un cazo de beans, (alubias dulces con tomate) una rodaja gruesa de patata rebozada y frita, una rodaja pudding negro y otra de pudding blanco, (especie de morcilla negra o blanca frita más gorda que la nuestra de Burgos y con muchas especias) y un filete de bacón, y además 4 tostadas con mantequilla. Razón tenían estos chicos que era un desayuno contundente. Aunque parezca mentira nos comimos todo, eso sí, salíamos rodando del restaurante, jeje. El camarero que nos atendió resulto que sabía hablar español, pues había estado unos años viviendo en Lugo, cada dos por tres venia a ver si estaba todo bien o si queríamos algo más. Cuando acabamos de desayunar se nos junto mas queriendo conversación y llego un momento en que dijimos vámonos porque…………….que plasta de tío!!!!!!. El día estaba gris y además llovía ligeramente. Con ayuda de nuestro GPS llegamos hasta el centro de Cork. Ahora venia la parte más complicada y era aparcar. Casi todo es tipo zona azul, es decir hay que pagar por aparcar.

FACHADA DE UN BAR EN CORK

FACHADA DE UN BAR EN CORK

Aquí la cosa es ir a algún supermercado o a alguna otra tienda y comprar una especie de cartoncito y pones unas cruces en la fecha y la hora y lo dejas en el salpicadero, pero claro como máximo puedes dejar el coche aparcado en el mismo sitio 2 horas, y nuestra intención era estar allí todo el día, así que intentando buscar algo tuvimos la gran suerte de meternos por una calle sin salida y que había algunos coches aparcados junto al parking de un hotel y había un hueco. Como vimos que no había señal de pagar ni nada de nada allí le dejamos, justo detrás de la catedral.

CATEDRAL DE ST. FINNBARRE'S DE CORK

CATEDRAL DE ST. FINNBARRE’S DE CORK

Llovía con más ganas, así que poniéndonos el gorro del chubasquero y cubriendo la cámara de fotos vamos andando hacia la Catedral de St. Finnbarre’s. Vemos posado en una rama seca a un cormorán, sin quitar ojo al agua del rio por si pasa algún despistado pececillo. Seguimos andando entre callecitas hasta ponernos enfrente de la catedral. Fotos de rigor y entramos en el recinto exterior, oímos a un grupo de chavales hablando en español, y vemos también algunas parejas de turistas. Al intentar entrar dentro nos dicen que no se puede pues en estos momentos había culto y después se iban los monjes a comer y descansar. Total que eran las 11:30 horas y hasta las 2 de la tarde no se podía entrar, así que dimos una vuelta a la catedral para verla de todos los ángulos, seguimos pisando tumbas y haciendo unas cuantas fotos. Con el plano de la ciudad en la mano fuimos andando bajo la lluvia hasta la fábrica de cerveza Beamish que es la más famosa de Cork. Una fábrica que en su fachada principal conserva todavía parte de su antigüedad.

ENTRADA DE LA FÁBRICA DE CERVEZA BEAMISH EN CORK

ENTRADA DE LA FÁBRICA DE CERVEZA BEAMISH EN CORK

Como no paraba de llover e incluso aumentaba la cantidad nos metimos en la iglesia de los Agustinos que interiormente no tiene nada a destacar, pero por lo menos no nos mojábamos. Exteriormente es muy rara pues da a 3 calles y encima tiene casas. Seguimos andando entre calles ahora ya en pleno centro. Vimos el English Market y entramos a verlo. Es bastante moderno pues sufrió un incendio que lo destruyo prácticamente entero. A la hora de reconstruirlo han intentado utilizar todos los elementos que pudieron salvar. Yo personalmente me esperaba otra cosa, pero bueno no está mal.

INTERIOR DEL ENGLISH MARKET EN CORK

INTERIOR DEL ENGLISH MARKET EN CORK

Una vez recorrido todo salimos a la calle y fuimos paseando por las calles comerciales, observándolo todo, las gentes, los comercios, los pub, etc.
Entramos en el famoso Penneys, que son unos grandes almacenes de ropa a bajo precio. Estuvimos un buen rato ya que es muy grande y Beatriz hizo algunas comprillas. Salimos por la puerta contraria a la que habíamos entrado y dimos a una avenida muy bulliciosa, y es que había tiendas por todas partes.

FACHADA NOCTURNA DEL PENNEYS EN CORK

FACHADA NOCTURNA DEL PENNEYS EN CORK

Seguimos caminando hasta que fuimos a dar al rio Lee, que es el principal de Cork, aunque por la ciudad se ven ramificaciones de éste. Hacía mucho viento, que sumado a la lluvia hacían un panorama bastante desagradable. A pesar de todo subimos a conocer el barrio de Shandon, que es el más popular de Cork. Empinadas y estrechas calles conforman este barrio. Lo más destacable es la iglesia protestante de Santa Ana construida en 1722, La North Cathedral o de St. Mary’s.

NORTH CATHEDRAL EN EL BARRIO DE SHANDON EN CORK

NORTH CATHEDRAL EN EL BARRIO DE SHANDON EN CORK

Las vistas que desde esta colina se tienen de la ciudad, claro está si sale el día despejado, porque nosotros poco pudimos ver. La iglesia de Santa Ana solo la vimos por fuera pues estaba cerrada, decir que hay que pagar por visitarla y la North Cathedral por fuera es bastante chula y por dentro es super moderna, pero diferente a las nuestras. Fuimos bajando poco a poco por otras calles hasta el río.

EL BARRIO DE SHANDON CON LA CATEDRAL AL FONDO EN CORK

EL BARRIO DE SHANDON CON LA CATEDRAL AL FONDO EN CORK

Nos llamo la atención la inmobiliaria Murphy’s Condon y mas al ser el numero 69 de la calle.

FACHADA DE MURPHY CONDON EN CORK

FACHADA DE MURPHY CONDON EN CORK

Seguía sin parar de llover, y es que hemos tenido suerte con el tiempo, pero el día que nos ha llovido no ha parado ni un segundo. Seguimos andando dirección a la universidad, no sin antes desviarnos un poco al coche para dejar las compras del Penneys.

UNA CALLE DE CORK

UNA CALLE DE CORK

La universidad tiene buena pinta, muchísima vegetación por todas partes y edificios del siglo XIX. Estuvimos recorriendo buena parte de la universidad hasta que decidimos ir a la cafetería a tomar algo y secarnos un poco. En Irlanda nada es barato, ni siquiera en la Universidad. Beatriz se tomo un descafeinado con leche, por fin se pudo tomar un café mas o menos en condiciones y es que hay que decir que si alguien va a Irlanda que no se pida un café porque son imbebibles. Yo me tome un te de frutas del bosque muy rico también. Estuvimos metiendo en la PDA los lugares que habíamos visitado para posteriormente hacer este blog. Después de un rato de descanso nos dispusimos a salir de nuevo y reencontrarnos con nuestra compañera de hoy la lluvia.

UNIVERSIDAD DE CORK

UNIVERSIDAD DE CORK

Las vistas desde la Universidad hacia el barrio de Shandon también merece una foto.
Estaba anocheciendo con lo que decidimos volver al centro para verlo iluminado.
Dimos un paseo por las calles comerciales, mucha gente entrando y saliendo de las diferentes tiendas. No apreciamos casi nada de ambiente navideño, igual es que es un poco pronto, pero en España ya se veían luces en algunas ciudades. Una cosa que nos ha sorprendido de Irlanda es la casi nula presencia de policía, solo una pareja hemos visto por la calle.

CORK

CORK

Son las 6 de la tarde así que antes de volver a casa de estos chicos tenemos que hacer una parada obligada en un pub para tomarnos la última pinta de cerveza. Decidimos ir al pub AN SPAILPIN FANAC, un pub que está enfrente de la fábrica de cerveza Beamish y que la guía lo pone como de los mejores de Cork. Tiene música tradicional y cuenta con la distinción de James Joyce que le acredita como un autentico pub irlandés. Lleva abierto desde 1779. Es grande y con luz tenue. Pedimos en la barra nada más entrar y nos sentamos en una mesa del fondo. No había mucha gente y es que era pronto, pero entre la música, el olor a madera antigua, el relax de estar en buena compañía degustando una guinness negra, hacia un momento lleno de sensaciones y bienestar. Nos pusieron, al igual que en muchas mesas unos posavasos de guinness con forma de camiseta super chulos, y…………………unos cuantos se nos cayeron al bolso, jeje. No fuimos los únicos ya que vimos a gente de otras mesas hacer lo mismo.

PUB AN SPAILPIN FANAC EN CORK

PUB AN SPAILPIN FANAC EN CORK

Después de hora y media de tranquilidad iba siendo hora de ir a por el coche y regresar a casa para estar un rato con estos chicos, ya que mañana prontito nos toca ir hasta Dublín para regresar a España. El viaje iba llegando a su fin.

El regreso hasta casa no tuvo nada que destacar. El coche seguía estando donde lo habíamos aparcado y con la ayuda del GPS en 20 minutos estábamos en casa.
Cena y charloteo hasta acostarnos.

Besos y abrazos segun corresponda.

Print Friendly, PDF & Email
Por | 2016-10-14T21:21:02+00:00 29 diciembre, 2008|IRLANDA 2008|Sin comentarios

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.