ALEMANIA, DÍA 5: ROTHENBURG O.D.T. – ROTTINGEN – WEIKERSHEIM – CREGLINGEN

Descansados, nos levantamos a las 8.15. Esta noche ha llovido un poco, por lo que la tienda tendrá que viajar sin recoger. Desayunamos sentados en unos troncos de un pequeño jardín… que bucólico.  Recogemos todo y nos marchamos tras pagar 13,80 €.

Llegar a Rothenburg ob der Tauber, una de las ciudades más turísticas de Baviera y uno de los hitos más conocidos de la Romantic Sstrase, nos supone una hora. Aparcamos el coche en la calle Ansbacher una zona de casas cerca de una de las puertas de la muralla, Röthertor donde no hay que pagar, el día es inmejorable en cuanto a climatología.

L. JORGE EN ROTHENBURG OB DER TAUBER

L. JORGE EN ROTHENBURG OB DER TAUBER

Comenzamos la visita a la ciudad por la muralla, viendo las casas de madera, las diferentes torres y puertas de la fortificación. Nos llama la atención el ver los nombres de los mecenas que han puesto el dinero para la restauración de ésta.

Entramos a una pastelería a comprar unos dulces típicos de esta zona que consisten en unas tiras de masa dulce puestas en forma de bola. Cogemos un mapa en castellano en la oficina de turismo que esta en los bajos del edificio del Ayuntamiento y escribimos algún correo, ya que Internet es gratis durante 15 minutos. Seguimos la visita por otras zonas del pueblo con las explicaciones del mapa.

ARANCHA EN LA PLAZA DEL MERCADO

ARANCHA EN LA PLAZA DEL MERCADO

Desde la Plaza del Mercado visitamos las calles principales y más turísticas. Esta localidad es uno de los emplazamientos que tiene un número de rincones fotográficos, es un sitio para disfrutar despacio aunque te acompañen muchos turistas. Pasear por el barrio Spitalviertel, pasando por alguna de las puertas de la ciudad conservadas desde la edad media, o visitar sus iglesias. Por ejemplo, la iglesia de ST. Jakob, o la de ST. Wolfgang o trasladará a un lugar difícil de repetir. Otra de las cosas que sorprenden es que se le considere el “pueblo de la Navidad”, por la venta todo el año de motivos ligados a esas fechas. Gran sitio para empezar con la Ruta Romántica.

Con pena dejamos el pueblo para continuar viaje por la Ruta. De camino paramos a comer.Seguimos por el valle del Tauber hacia el norte, llegando a Creglingen, un pueblo medieval con casas de entramado de madera y un antiguo castillo.

Siguiente parada, Rottingen,  es un pueblo pequeño en el que destaca el Ayuntamiento con una fachada barroca que llama la atención y la parte de la muralla medieval. El aparcamiento no resulta problemático. Damos un paseo por sus calles.

PASEO DE LA MURALLA EN ROTHENBURG

PASEO DE LA MURALLA EN ROTHENBURG

Después hacia Weikerscheim famoso por su castillo y los sus jardines. Lo primero que visitamos, tampoco existe problema de aparcamiento, es la plaza del mercado. Desde aquí no hay distancia hasta el castillo. Hay que destacar que este palacio renacentista es uno de los más destacados de la Ruta Romántica. Construido durante el s. XVI, es un magnífico palacio residencial.

Cuando llegamos ya está cerrado y sólo nos dejan visitar los jardines, la entrada son 5 €. Damos un paseo y hacemos unas fotos disfrutando de un jardín precioso.

El pueblo es muy parecido a los que hemos visitado por la zona, así que tras callejear un poco y visitar la iglesia de San Jorge buscamos alojamiento. En principio buscamos un camping pero al no haber ninguno decidimos volver a Creglingen allí si lo hay, “Camping Romantic Strasse”. Preguntamos por los bungalows pero solo nos dejan si nos quedamos dos noches. Después de pensar varias opciones decidimos montar la tienda. El camping es muy completo, con muchos servicios para los clientes ( piscina cubierta, sauna, solarium, minigolf,…) y la plaza para quedarnos es buena. Dejamos las cosas y… a la piscina, la cierran a las 8. El precio es de 20 € por noche.

ARANCHA EN EL PALACIO DE WEIKERSCHEIM

ARANCHA EN EL PALACIO DE WEIKERSCHEIM

Después, con el cuerpo relajado, nos vamos a tomar unas cervecitas a la terraza del restaurante aunque nos tenemos que meter dentro porque hay muchos mosquitos. Viendo la comida de otros clientes con una pinta tan buena, nos da envidia y decidimos pedir lo mismo para cenar. Todo buenísimo y bien cenados, el un precio de 30 €, calidad, cantidad y precio muy bien.

Print Friendly, PDF & Email
Por | 2015-04-17T17:34:53+00:00 24 julio, 2008|ALEMANIA EN COCHE 2008|Sin comentarios

ESCRÍBENOS UN COMENTARIO

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.